Archdiocese of Chicago
www.archchicago.org Locators:  Parishes | Elementary Schools | High Schools
:: Comunicados de Prensa

Mis hermanos y hermanas en Cristo:

Durante los pasados seis años he sido miembro de un comité de la Conferencia de los Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB por sus siglas en inglés) llamado la Secretaría para la Iglesia en Latinoamérica. Hace poco más de un año fui elegido presidente de dicho comité. La “Secretaría” ha existido desde 1996, tiene cuatro trabajadores laicos de tiempo completo en Washington, D.C. y la colaboración de seis obispos más de otras partes del país. Desde su comienzo hasta la actualidad, su principal propósito ha sido supervisar una colecta nacional anual para la iglesia en Latinoamérica y ver que sea distribuida de manera responsable. El dinero de esta colecta (la cual a alcanzado un total de $6,000,000.00 cada año en años recientes) se destina a proyectos "pastorales" a desarrollarse en parroquias individuales, diócesis y en ciertas ocasiones en iglesias nacionales.

Cada año recibimos cientos de solicitudes para financiar proyectos pastorales de prácticamente cada país de Centro, Sudamérica y el Caribe. Algunos ejemplos son: formación catequista en la Amazonia brasile a, capacitación para personal de la iglesia con el objeto de traer la reconciliación en una Colombia arrasada por la guerra o ayudar a la iglesia oprimida en Cuba para patrocinar reuniones importantes que involucran gastos más allá de sus medios. La mayoría de las solicitudes están en el rango de los $10-20,000.00 y son para cubrir gastos básicos como comida, hospedaje, transportación, etc., cosas que damos por sentadas en este país. El sólo hecho de leer las muchas solicitudes y escuchar la vitalidad de algunas de las iglesias locales en sus esfuerzos por evangelizar y catequizar en circunstancias verdaderamente difíciles, resulta impresionante e inspirador.

Cada vez más, la iglesia en los Estados Unidos se está fortaleciendo y renovando gracias a los clérigos, religiosos y laicos provenientes de diferentes países de Latinoamérica. Tenemos mucho que aprender de la iglesia en Latinoamérica. Por lo tanto, es inevitable que al compartir nuestros recursos financieros, a través de esta colecta, la iglesia de los E.U. resulte también beneficiada.

El atractivo y fascinante cuadernillo del Reporte Anual de este año, preparado por el personal en D.C. es una excelente manera de informarles a dónde y para qué fueron destinados los donativos del año pasado. Nuestra arquidiócesis dará estos cuadernillos a cada parroquia que los solicite. Por favor den lo que puedan y que Dios los bendiga por ello.

Sinceramente suyo en Cristo:

Reverendísimo John R. Manz

Obispo Auxiliar de Chicago